Diagnostrum

Simple Mobile Health

Nuevos anticoagulantes orales

Posted by on Sep 26, 2013 | 0 comments

Nuevos anticoagulantes orales

Recientemente se han comenzado a comercializar tres nuevos anticoagulantes orales: Dabigatrán, Rivaroxabán y Apixabán.
El primero de ellos actúa como inhibidor directo de la trombina (factor II de la coagulación), mientras que los otros dos son inhibidores del factor X.
Dabigatrán se encuentra disponible desde noviembre de 2011 en la indicación de prevención de ictus y embolia sistémica en pacientes adultos con fibrilación auricular (FA) no valvular, con varios factores de riesgo asociados. Con anterioridad, ya estaba autorizado para la prevención primaria de tromboembolismo venoso post-cirugía fracturaría de cadera o en prótesis de rodilla. La expectación creada por la llegada de estos anticoagulantes estaba asociada a sus ventajas respecto al acenocumarol (antagonista de la vitamina K) en cuanto a posología, interacciones y controles.
Acenocumarol presenta numerosas interacciones con fármacos y alimentos, por lo que se deben realizar controles periódicos del INR y ajustarlo. Este hecho lo resuelve Dabigatrán, con un rango menor de interacciones, sin necesidad de controles ni ajustes de dosis, resultando un factor importante para la adherencia terapéutica del paciente. Pudiera ser que la ausencia de controles disminuyera dicha adherencia.
Es necesario conocer que a ciertas dosis los nuevos anticoagulantes resultan más eficaces y con menos riesgo hemorrágico que el acenocumarol, pero si se utilizan a altas dosis, iguala al acenocumarol.
La desventaja de este nuevo fármaco respecto a acenocumarol es la ausencia de antídoto en caso de sangrado activo. Por otro lado, se estima que el coste-tratamiento/año de los nuevos anticoagulantes (Dabigatrán) es de 1.197,20€, mientras que con acenocumarol se reducen los costes a 54,75€.
Todos estos resultados de diferentes estudios concluyen que no está justificado sustituir el tratamiento anticoagulante que venía tomando el paciente de forma habitual si además está bien controlado.
Diferentes sociedades médicas españolas han concluido una serie de recomendaciones para el uso de Dabigatrán:

  • Pacientes que llevaban tratamiento previo con antagonistas de la vitamina K, los nuevos anticoagulantes estarían recomendados cuando exista mal control, hipersensibilidad al fármaco u otros eventos.
  • Para los pacientes nuevos, podría iniciarse el tratamiento con dabigatrán en los que cuenten con antecedentes de accidente cerebrovascular hemorrágico o riesgo elevado de hemorragia intracraneal. En el resto de pacientes, se inicia con acenocumarol y se procede según el apartado anterior.

Tampoco te puedes perder:

Fármacos, lactancia y leyendas urbanas

PharmaTelevision, noticias online sobre la industria farmacéutica

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *