Diagnostrum

Simple Mobile Health

La Prevención: Cuidados del Corazón

Posted by on Sep 19, 2013 | 0 comments

La Prevención: Cuidados del Corazón

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en Argentina y en el mundo. Si bien en los últimos años se ha avanzado en la terapéutica del infarto, insuficiencia cardíaca y cardiopatías en general, por los diagnósticos precoces y las  posibilidades terapéuticas más eficientes, tenemos mucho por hacer. Cada 2 minutos, una persona sufre un evento coronario, pero si trabajamos desde la prevención con la educación alimentaria, la promoción de la actividad física, la cesación tabáquica, la motivación para mantener un peso corporal adecuado y  un estilo de vida saludable, podemos cambiar la historia.

Muchas personas desconocen sus valores de presión arterial o bien no se realizan análisis de sangre, necesarios para detectar alteraciones metabólicas como los niveles de  azúcar en sangre, colesterol y triglicéridos  que determinen la necesidad de iniciar el tratamiento. Como estas alteraciones no generan síntomas inicialmente, es frecuente la despreocupación en la población, por desconocimiento. Por esta razón, es tan importante  la educación a través de la comunicación efectiva para generar conciencia.

¿Qué es la Enfermedad coronaria?

Se manifiesta de distintas maneras, las más conocidas son angina de pecho y el infarto de miocardio. En ambos casos, la insuficiente llegada de sangre y por ende de oxígeno  al músculo cardíaco, se debe a una obstrucción parcial de la luz de la arteria (en el caso de la angina de pecho) o total y aguda en el caso del infarto.

Si mantenemos una alimentación rica en grasas y con exceso de sal, pobre en fibras, y comemos en exceso, aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad con la repercusión en el metabolismo. Si sumamos una vida sedentaria, nuestras arterias empezarán a enfermarse, lentamente. En el endotelio, la capa interna de las  arterias, se  acumulan placas de colesterol que interfieren con el paso de la sangre, y a su vez, genera una reacción que favorece la llegada de células como los linfocitos que generan inflamación y determinan la progresión de la enfermedad arterial. Si la persona además fuma, esta reacción inflamatoria aumenta, y si tiene hipertensión arterial no tratada, las arterias se ponen más rígidas; si estás excedido de peso aumentan las posibilidades de padecer diabetes, hipertensión arterial y alteraciones de los niveles de colesterol y triglicéridos… Tal vez sea momento de replantearse como seguir la historia.

Cuando decidas realizar un cambio, intenta modificar los hábitos y sé perseverante. No creas que es un camino que cambiará de un momento a otro: si la persona realiza actividad física diaria, al menos 30 minutos, el riesgo de infarto se reduce a la mitad en los hombres y  en un 80% en las mujeres. Por distintos mecanismos:

– mejora el control de la presión arterial

– reduce los niveles de azúcar en sangre

– aumenta el colesterol bueno (HDL)

– reduce los niveles de triglicéridos

¿Cómo reconocer un episodio de angina de pecho?

Ante todo, tenemos que entender que ciertas personas con factores de riesgo (antecedentes de enfermedad cardiovascular en padres y hermanos, sedentarios, personas con sobrepeso con un aumento del perímetro de cintura, diabetes, hipertensión, LDL elevado, etc) tienen más riesgo  de presentar un evento, y el síntoma clásico de la angina de pecho, es el dolor precordial que se siente como una presión en el pecho (como una pata de elefante que te aplasta), en ocasiones, la opresión puede “correrse” al brazo izquierdo, mandíbula, espalda, y también puede acompañarse con falta de aire, náuseas o desmayos. Si aparece en situaciones de esfuerzo y dura pocos minutos, y la sensación desaparece cuando detiene la marcha, es probable que sea un aviso y sea momento de consultar. No dejes pasar esos avisos…

entraenrazon - Diagnostrum

Algunas recomendaciones:

No fumes.

Controla tu presión arterial, especialmente si tienes antecedentes. Modera el consumo de sal (menos de 5 g de sal o menos de 2000 mg de sodio por día)

Cuida tu peso. Si estás excedido, el descenso del  7% de tu peso redundará en beneficios en los valores de azúcar, triglicéridos y favorecerá el manejo de la  presión arterial.

-Intenta reducir el stress: busca actividades recreativas que te distiendan, y evalúa la posibilidad de realizar yoga, o meditación si llevas una vida muy agitada.

Evalúa tu alimentación: tal vez es momento de estar atentos a lo que comes, y programar las comidas, las compras y pensar en llevar una vianda, así como moderar las porciones.

-Incluye frutas y verduras, cereales integrales, pescado (2 a 3 veces por semana), legumbres, lácteos descremados, cortes magros de carne vacuna y cerdo, huevo, pollo, aceite de oliva, palta y aceitunas (omega 9)

-Muévete mucho, realiza actividad física de moderada intensidad, al menos 30 minutos al día, la mayor cantidad de días a la semana. Elige una actividad que disfrutes y los beneficios serán diversos: reduce el riesgo de infarto, mejora el control de la presión, reduce el riesgo de ACV, mejora la condición física,  aumenta la concentración, y reduce el riesgo de demencia en personas mayores de 70 años, reduce la ansiedad y depresión, fortalece los huesos, con una reducción del 47% de fractura!!

Evita pasar varias horas sentadoLa inactividad física es reconocida en la actualidad como un factor de riesgo metabólico a nivel muscular. Cada 30 minutos sentado, levantate 5 minutos y camina, muévete.

No importa si tu nivel de actividad no fue suficiente en el pasado, lo importante es que seas activo en el presente y lo sostengas en el tiempo.

Ama tu corazón, cuidarlo está en tus manos.

Artículo de la Dra. Paola Harwicz directora de Nutrición en la Red.

Tampoco te puedes perder:

1 de cada 5 hogares con banda ancha quieren chats en vivo con los expertos en salud

Las 5 mejores Apps para dejar de fumar

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Como Impacta la Inactividad Física en la Salud | Diagnostrum - [...] La Prevención: Cuidados del Corazón [...]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *