Diagnostrum

Simple Mobile Health

Y con las referencias bibliográficas ¿qué hacemos?

Posted by on Abr 24, 2013 | 1 comment

Y con las referencias bibliográficas ¿qué hacemos?

Dentro del proceso de la Práctica Basada en Evidencia ocupa un papel destacado la búsqueda y localización de las pruebas (las mal traducidas evidencias), es decir, las referencias bibliográficas de los documentos que apoyan o contradicen lo que estamos buscando. Este post no trata sobre el proceso de búsqueda bibliográfica (estructuración de la pregunta, selección de los recursos a consultar, establecimiento de los conceptos de búsqueda y su traducción al lenguaje documental, combinación de operadores de interrogación, lanzamiento y evaluación) sino del paso siguiente: ¿qué hacer con esos listados de referencias tan útiles que he localizado en mis búsquedas en PubMed, Cochrane Library, Embase, Google Académico o CUIDEN?

Una vez superada la fase de enviármelos por correo electrónico (luego hay que organizar esos correos), corta/pegas en documentos de Word ingobernables, impresiones en papel de cientos de páginas con listados imposibles de organizar, salvado de archivos en el pendrive (Búsqueda1, Búsqueda2, Búsqueda1bis, Búsqueda1Añadido2, Búsqueda2Mix…), etc. terminamos llegando a la conclusión de que tiene que haber algún sistema para organizar esto. Es el momento del gestor bibliográfico. Si la búsqueda es algo puntual pero que no va a tener continuidad, la utilización del gestor va a ayudar para organizar las referencias obtenidas de diversas bases de datos, eliminar duplicados, elaborar una bibliografía formal para enviar a un colega, pero si las búsquedas son una práctica habitual, integrada en mi día a día, el gestor bibliográfico es, simplemente, fundamental.

Proceso de búsqueda

Como en todas las utilidades informáticas disponemos de distintas posibilidades, gratuitas y de pago, de código abierto y comerciales, integrados como un plugin del navegador e independientes, de acceso web y de instalación local… Existen varias comparativas en la Red como la de Dell’Orso (sin actualizar desde hace un tiempo) o la de la Biblioteca de la MacQuarie University o relaciones tan exhaustivas como la de Wikipedia para saber lo que nos ofrece el mercado e intentar descubrir lo que más nos conviene. En principio no existe la herramienta perfecta: Reference Manager ofrece tal vez el mejor control de autoridades y da mucho juego para la extracción de productos secundarios, RefWorks casi le iguala y además es vía web, Zotero y Mendeley son abiertos y sociales lo que les hace mejorar continuamente sus prestaciones aunque para un uso más avanzado se echen de menos algunas, la versión web de EndNote, EndNoteWeb, ofrece la ventaja de estar incluido en la licencia WoK de FECYT y por tanto es gratuito…

Las principales utilidades de un gestor bibliográfico se pueden concretar en que nos permiten:

  • crear una base de datos propia, donde mantener y organizar las referencias bibliográficas obtenidas de una o diversas bases de datos. Además con la  posibilidad de compartirla
  • extraer bibliografías en diferentes estilos de citación (Vancouver, APA, etc.)
  • incorporar las citas (llamadas y lista de bibliografía final) en documentos de texto, probablemente la funcionalidad estrella de estos programas

… y esto lo hacen todos los programas citados, son otros valores añadidos los que nos hacen decantarnos por uno o por otro: las bibliografías temáticas de Reference Manager, la amigabilidad de Zotero, la flexibilidad de RefWorks, la integración con las bases de datos de la WoK de EndNoteWeb, la capacidad de elaborar nuestros propios formatos bibliográficos de Reference Manager, EndNote y RefWorks, las comunidades de interacción bibliográfica de Mendeley y Zotero (foros, grupos, etc.), las múltiples posibilidades de importación de referencias de RefWorks, la posibilidad de importar ¡incluso desde Google Académico! en Zotero, la gratuidad de CiteULike, Zotero, JabRef y EndNoteWeb, la sindicación RSS de bases de datos (Zotero, CiteULike) e incluso de búsquedas concretas (RefWorks)… pero en cualquier caso, animaos y empezad a utilizar alguno, lo vais a notar 😉

1 Comment

  1. Hola Juan, enhorabuena por la entrada, me ha gustado mucho. Totalmente de acuerdo con todo lo que expones en él. Los gestores de referencias son muy útiles.

    Estas herramientas deben ser manejadas ya en la Universidad, para que luego a la hora de utilizarlas en la vida profesional sea algo cotidiano.

    Esto, lógicamente no se le escapa a REBIUN, y en su III plan estratégico 2020, en la línea estratégica 2, contempla dar soporte a la docencia, aprendizaje e investigación y gestión.Y menciona
    integrar de forma progresiva las competencias informáticas e Informacionales en los diferentes estudios de la universidad como estrategia educativa para el desarrollo de las capacidades válidas para toda la vida.

    Imagino que los gestores de referencias vienen incluidos en esta definición, y en un futuro el uso de estas herramientas esté tan generalizada, como el uso de los procesadores de texto hoy en día 😀

    Un saludo,

    Ana Bernardo

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *